viernes, 13 de julio de 2007

A las malas

¿Por qué todo tiene que funcionar a las patadas? Una y otra vez me lo pregunto y no entiendo porque tiene que ser así, porque ser una buena persona, correcta y amable no funciona en la gran, enorme, mayoría de los casos. La gente solo suele respetar al que trata a todo el mundo como un culo. Es como sí el verdadero respeto solo surgiera del temor, y cada día que pasa me convenzo más de ello. El otro día hablaba de eso con mi hermano, y llegué a una conclusión expresada en una de esas frases lapidarias que de vez en cuando le salen a uno: ser rabón (de mal genio) si paga. Y con creces. Cuando uno es de mal genio, todo el mundo le corre y lo respeta: la familia, la novia, los amigos, todo el jodido mundo.


Realmente creo que uno quiere hacer las cosas bien, ser una buena persona con todo el mundo. Pero poco a poco se da cuenta que a las patadas la gente funciona mejor, siendo infinitamente más fácil ganar respeto así que intentando ganarse a la gente de buenas maneras. Al que es buena gente con todo el mundo se la montan, se le burlan, lo cogen de marrano. En cambio al que es un completo hp, a ese si nadie lo toca, nadie se la monta. Entonces, obviamente, muchos escogen el camino de ser jodidos con todo el mundo, así no lo quieran ser. Y ese es un camino que cada vez me parece más atractivo, desafortunadamente.

Tomemos, por ejemplo, las relaciones de pareja. Ya sea el hombre o la mujer, el que es rata y trata al otro bastante mal de vez en cuando, tiene al otro comiéndole de la mano; si es displicente, controlador, mejor dicho bien hp, pero lo intercala con detalles y un te amo ocasional, ahí tiene a su pareja amarrada, juiciosita, incluso la hace sentir culpable. Se convierte en una relación de poder donde uno se impone al otro, no se construye una relación de igualdad, que es como debería ser (pero nada es como debería ser, o no?). Entonces un hombre aprende que para levantarse una vieja lo peor que puede hacer es demostrarle que la quiere; le toca disfrazar sus sentimientos, esconderlos mientras hace que la mujer se enamore de él, porque como dicen por ahí, “el que muestra el hambre no come”. Obviamente si el tipo solo la quiere para acostarse con ella, pues le vale huevo, pero ¿cuándo de verdad la quiere? No sé como será para las mujeres, porque todavía estoy en proceso de tratar de entender qué carajos tiene una mujer en la cabeza, aunque creo que nunca lo voy a lograr. Pero esta apreciación que hago la comparten varios de mis amigos, así que no creo estar inventándome nada.

En el trabajo, al jefe buena gente, que no hijueputea a todo el mundo toda la jornada laboral, que es un poco laxo… simplemente no va a durar mucho de jefe porque los empleados se la van a montar, no le van a cumplir, se van a echar a la locha más inmunda. Un jefe, por definición, tiene que exigir hasta el cansancio, incluso cosas casi inalcanzables. Al que no rinde, lo amenaza con despedirlo (cosa bastante grave en este país), lo trata mal; si tiene que hacer quedar a todo el mundo hasta tarde, pues lo hace, así no haya una real necesidad de hacerlo. En pocas palabras, tiene que ser una total y completa mierda para que las cosas funcionen adecuadamente. ¿Por qué la gente solo funciona a las malas, ah?

Estos son solo dos ejemplos para ilustrar mi punto. Obviamente existen muchas excepciones, pero creo que la excepción confirma la regla. Lástima que las cosas sean así. Aún quiero pensar que es posible lograr las cosas de buena forma, pero cada vez más pienso que es muy difícil y que siendo cagada se asciende más rápido en la vida. Queda intentarlo unas cuantas veces por las buenas, pero si no, pues ni modo. A joder al que se le atraviese a uno; lo que pasa es que a mí me queda muy difícil ser rata. Pero la gente puede cambiar. Espero que no me toque hacerlo.




14 comentarios:

eta carinae dijo...

Totalmente de acuerdo. Así es. Por eso últimamente he pensado que uno tiene que volverse una mierda para no ser la víctima.

Mafe dijo...

Desafortunadamente hay muchos casos en los que "la letra con sangre entra", sin embargo, yo sigo siendo de los optimistas que el respeto no se gana con bate en mano sino con buen ejemplo y buena vibra...
Amanecera y veremos.

yoymimismo dijo...

Querídisimo Amigo...

respeto por toneladas tu punto de vista, pero el día de hoy no lo comparto....

Yo era furioso en el pasado y lo único que lograba era que me temieran pero no que amaran...

Prefiero ser un poco amado a muy temido...

Y esto aún y a pesar de la frase de Maquiavelo: "Es preferible ser temido que amado, pues al que se teme jamás se traiciona y al que se ama si"...aun sabiendo eso y sabiendo que es cierto, apuesto al amor....

Abrazos,

Isaac

yoymimismo dijo...

Querido amigo,

Gracias por tu aclaración.

te espero en unos minutos en mi blog, porque ya lo voy a actualizar, como siempre, es muy importante tu comentario.

Isaac

Saudade dijo...

Ya Maquiavelo lo dijo claritico... como comenta el señor de arriba...

Frank Nicotine dijo...

Sin duda; según Maquiavelo, si un Príncipe debía elegir entre ser amado o temido, sin duda debía inclinarse por lo último, y yo le creo; no era de los que se pasan el día pensando en tetas. Como van las cosas en estos tiempos poco lujuriosos, el ceño fruncido ha de ser nuestro paraguas en la eterna tormenta de la gilipolles.

Sebastián Dávila dijo...

Doctorísimo

Hace rato llevo pensando un post sobre este tema, pero no hay que verlo desde ese punto, creo yo, ya que sumercé puede ser un "malparido a la carrera" pero tiene que encargarse de querer y que lo quieran las personas que lo rodean. Si estas personas lo valoran no importa más, como dicen por ahí:

Nadie es monedita di oro para caerle bien a todo el mundo.

Saludos

Ruby Tuesday (now a diamond) dijo...

Pues, es la cultura en la que hemos crecido. Desafortunadamente. Aquí en nuestro país, y el mundo en general se nos ha enseñado que la mano dura se gana el poder, y como parte de el ejercicio de ese poder está la infusión del miedo, el miedo es poder.

También hay situaciones en las que eso no funciona, pero digamos que ésto se convirtió en una guerra, y hay que ganar!

DSe todas formas siempre habrán admiradores y detractores, y en el ejercicio del poder uno se tiene que acostumbrar a eso.

Ana M. dijo...

Ojo, moacho: no pierdas el foco...

Saludotes!!!

Harry Jekyll dijo...

Que buena:
Es la visión del mundo que se impone! Me permitiré postearlo en mi blog con todo respeto y con fuente.

Alrevez dijo...

Y es preciso en este momento que puedo decir que estoy completamente de acuerdo, cuando uno se porta mal, muy mal, casi como un patán, entonces ahí si!

que triste!

Eustaquio dijo...

Bueno, la verdad es que soy de los que piensa, que mientras se viva en Colombia, es mejor hacer las cosas de la manera adecuada (hablo de 'adecuada' acá): métase en la fila, madree cuando alguien se meta en la fila, cámbiese de carril sin avisar, tire basura en la calle...al fin y al cabo, si hace lo correcto, alguien lo va a insultar.
¿Que porqué soy tan antipatriótico y que porqué digo esas cosas? ¿No es vrdad?
Vaya y haga una fila correctamente...y haga el reclamo respectivo cuando alguien se meta, pero hágalo calmado: recibirá insulto. Igual, maneje por la derecha y no cometa burradas: recibirá insultos.

Anónimo dijo...

PUES YO CREO QUE POR PENSAR ASI ES QUE ESTAMOS COMO ESTAMOS, PUES SI LA EMBARRAN CON UNO PUES TARDE QUE TEMPRANO CON ELLOS LA TERMINAN EMBARRANDO Y MUCHO PEOR, SI SON MIERDAS CON UNO HABRA OTRA GENTE QUE CON ELLOS SERAN PEORES, PERO SI UNO QUIERE CAGARSE EN TODO EL MUNDO PARA "QUE LO RESPETEN" "PARA QUE LE HAGAN CASO" PUES MUY MAL POR QUE REALMENTE UNO TERMINA PAGANDO ESAS BURRADAS, Y CREEME QUE SIEMPRE LLEGARA ALGUIEN QUE LO HARA SENTIR A UNO PEOR. ES MEJOR HACER LAS COSAS BIEN Y TRATAR A LA GENTE BIEN PARA TENER TODAS LAS PUERTAS ABIERTAS.

Anónimo dijo...

la verdad no recuerdo donde lo lei
pero dice asi:

"el bueno sueña con lo que el malo hace realidad"