miércoles, 11 de febrero de 2009

El amigo gay

Toda mujer tiene un mejor amigo; el amigo al que le cuenta todas las cosas (o la mayoría), al que le llora en el hombro, su principal confidente. El amigo en el que piensa cuando está desparchada, cuando pelea con el novio, cuando quiere salir a tomarse algo y a hablar.

Ese es el "amigo gay".

No quiero decir que este amigo siempre sea homosexual. Algunas veces lo es, pero no siempre. A lo que me refiero aquí es a que ese amigo cumple el papel del amigo gay, el hombre que se identifica tanto con la niña en cuestión que ésta empieza a tratarlo como si fuera gay o una amiga más. Este amigo se convierte en el recipiente de tristezas y alegrías de la niña, es al que llama a contarle sobre la pelea, sobre la universidad, sobre la rumba que tuvo o sobre el tipo que le está cayendo. Es el amiguito, el hermanito, el que está siempre, contra viento y marea.

El problema es que, muy frecuentemente, el "amigo gay" encuentra atractiva a su amiga. Es como ese comercial de Sprite, el que decía "tú amigo te tiene ganas". El tipo cree que está ganando puntos para que la vieja se enamore de él complaciéndola, ayudándola y sirviéndole de paño de lágrimas, pero lo cierto es que la amiga muy difícilmente se va a fijar en el "amigo gay". Ella no lo ve de esa forma.

Porque lo cierto es que cuando una mujer mete a un hombre en la categoría taxonómica "amigo", es muy poco probable que lo saque de ahí alguna vez: casos se han visto, pero son las excepciones a la regla. Una vez que la mujer ve al tipo como amigo, simplemente amigo y "yo te quiero... pero como amigo", el señor ha quedado etiquetado y encasillado para siempre en dicha categoría y sólo un cataclismo de índole apocalíptica lo va a mover a la categoría de posible enamoramiento o posible polvo. De resto es muy difícil, porque para la niña su mejor amigo tiene el mismo atractivo sexual de un oso de peluche. Posiblemente Winnie Pooh.

En cambio el hombre, que no por tener dos cabezas es más inteligente, no hace esta distinción tan tajante y por eso la embarra. A menos de que en definitiva no encuentre a su amiga ni un poco atractiva, existen posibilidades de que se fije en ella. Y ahí vienen los problemas. Enamorarse de la mejor amiga no es precisamente lo más sabio que se puede hacer (en realidad, enamorarse ya es problemático). La vieja no se va a fijar en usted, sus probabilidades son mínimas. Mejor mire para otro lado. Ser un buen amigo, al que una mujer recurre cuando busca ayuda y consejo es muy chévere, se siente muy bien. Pero por favor, trate de no enamorarse de su amiga. Es por su bien. Sí se puede ser amigo y nada más.


Dedicado a todos los que, como yo, tienen un talento innegable para convertirse en el "amigo gay". :D


P.D. 1: Uno no tiene la culpa de tener amigas tan bonitas.
P.D. 2: Que divertido es burlarse de uno mismo.


16 comentarios:

Tomáz dijo...

Iván, casi me mata de la risa con este post, de verdad que está muy bueno.
Excelente trabajo etnográfico, jajajaja

Saludos desde Don Blog Pérez.

Nico dijo...

jajajajjaaa... es un encanto díficil de describir, esa categoría en la que quedamos enfrascados..muy buen post... el problema del amigo gay es ese... uno no es gay!!! sí es cierto es mejor no hacerse lío y pues cumplir a cabalidad el papel.. un abrazo

Anónimo dijo...

Epa hasta q o saco no mijo, peor bueno si lo apollo en eso, si es una mierda ser el "amigo Gay" y mas cuando uno se traga de ellas, muy buen post

DoctoraCapital dijo...

jajaja! creame que uno nunca elige al "amigo gay", esa relación solo surge porque es muy difícil encontrar un amigo hombre que no vaya con segundas intenciones.
Un abrazo y excelente post.

Daniel Forero dijo...

Alguna vez un gran sabio dijo lo siguiente:

"Cuando vea que hago todo lo que ella dice, me va a respetar más..."

Creo que ese gran sabio es el icono de los "amigos gay", a que no adivinan de quien se trata.

Martín Franco dijo...

El problema es complicado, sobre todo porque a todo el mundo le ha pasado. Esto es lo que yo he entendido de las mujeres hasta ahora:

a) Cuando una mujer dice no, es sí.
b) Cuando una mujer dice no, es no.
c) Cuando una mujer dice sí, puede pensar que no.
d) Cuando una mujer dice no, puede querer sí, pero no.

Como ve, no he logrado entenderlas.

blueandtanit dijo...

por eso yo prefiero la gente directa, jeje, eso no implica que sea gente fácil, pero es menos confuso, le cuento desde un punto de vista femenino, que uno puede fijarse en ese amigo "gay", pero siempre tiene el miedo de:
-tirarse la amistad
-perder a su consejero de cabecera
-herir su ego
(hago énfasis en lo del ego, porque uno va a pensar algo como, yo voy a quedar como una boba si me le declaro y él me dice que me quiere como amiga)
en conclusión, es posible que el amigo gay y su amiga esten enamorados mutuamente, pero es necesario que este individuo corra el peligro, jeje.

lo más confuso del asunto es cuando el amigo gay se manifiesta un poco y uno no sabe si le esta echando el perro o si lo hace por amistad, muchos años después uno se da cuenta de que era la primera opción.

jeje
saludos

Nightwriter dijo...

jajaja ... pero los hombres lo saben: si se van de buena gentes y no echan el perro un poco mas de frente, las viejas los etiquetamos inmediatamente de el re-amigo....y ahí si, nada que hacer señores!

Saludos!

El peregrino dijo...

Hay excepciones a la regla. Esto es, "amigos gay" que terminan entre las sábanas de la amiga desmoralizada, despechada y triste. No pasa de ahí la cosa pero pasa...
Buen post.
Saludos.

Mafe dijo...

Está bien, lo acepto, al amigo al que le cuento TODAS las cochinadas que me pasan por la cabeza es gay... peeeeeeeeeeeero...

Te molestará entonces saber que al OTRO amigo al que le contaba todo es el actual Mr. YO y vivimos juntos hace 2 años?!?!?!

Saludos Don Winnie Pooh

Ivan Andrade dijo...

No Mafe, claro que no me molesta, yo sé que hay excepciones; incluso alguna vez fui una. Pero el punto es que casi nunca una mujer se fija en el amigo. Cuando lo clasifica así muy difícilmente lo saca de ahí.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

jajajajjajajaj
tienes un gran talento...

Y yo lo sé
pronto llegará aquella
para la que lo serás todo
tu gran amor

paz&amor

Isaac

Angelita Perversita dijo...

Es verdad... una vez el amigo, además de ser amigo se convierte en el amigo gay que lo puede ver a uno maquillarse, pintarse la uñas, andar en pijama; el que lo lleva en taxi hasta la casa cuando el que se la piqueó la dejó botada, el que hace cuarto... una vez se convierte en eso, así la niña llegue a sentirse atraída or él no hay marcha atrás, porque las mujeres sabemos que las otros mujeres no son tan buenas amigas, porque perder ese salvavidas es aterrador.
Sad but true.
Un abrazo.

Korsario dijo...

je je je... de esos amigos pululan, pero no crea, hay mujeres que también van en ese plan.

saludos

rojo y gris dijo...

tiene usted toda la razon, es cero pertinente fijarse en el mejor amigo, eso no se debe hacer, pero quen manda en el corazon? cuando uno menos se da cuenta le gusto el mejor amigo (asi en un principio no le haya gustado)! o al niño le gusto la mejor amiga! y usted cree que eso es muy controlable? se puede controlar quiza terminando la relacion de amistad y entonces como hacemos? si, me paso, y toco alejarse del mejor amigo.

Ahora, dejar pasar dias, semanas meses o mas con el gusto o peor, enamoramiento, de por medio sin decir nada o hacer algo contundente, eso si es una gran gran error, pero error no es que a uno le termine gustando un amigo, eso no se controla mucho.

Saludo

Blanca dijo...

Hola Ivan, muy buena y verdaderatu entrada.es la primera vez que estoy aqui, siguiendo a Alf. Creo que volveré a leerte, gracias.