jueves, 8 de octubre de 2009

Por fin

Tenía como abandonado este chuzo. Qué falta de compromiso. Pero es que entre Beckett, Kafka y los actores del proceso editorial me tenían jodido y algo ocupado.

Bueno, pasemos a las buenas noticias. El lunes pasado, por fin, vida hijuemadre, me gradué. Casi que no. Ya tengo mi título de historiador de la Universidad Nacional de Colombia. Difícil es describir la alegría que uno siente, pero sin duda es grande. Es un premio a muchos esfuerzos y por eso es tan reconfortante lograr esa meta.

Esfuerzos no sólo míos. En realidad, lo único que yo hice fue ir a estudiar. También fueron los esfuerzos de mi familia. A todos les debo muchísimo, y sin ellos no sería ni la mitad del hombre que soy hoy en día. La tranquilidad de tener a tanta gente valiosa sosteniéndome, apoyándome y dándome impulso (inflándome el ego, en resumidas cuentas) fue definitiva para lograr terminar la carrera y es fundamental para enfrentar lo que sea que venga.

Tampoco me olvido de los amigos. Ahí estuvieron en todo momento, ya fuera para hablar basura por horas, para beber, o simplemente para ocupar el tiempo y desviar la mente de la vaciadez de los bolsillos. Ojalá que su compañía perdure por varios años más, así sea para continuar hablando pendejadas y arreglando el mundo en mesas de tienda.

Ahora a ver qué pasa de ahora en adelante. Ese diploma es, en definitiva, un certificado oficial de desempleo. Si toca dar clases, pues tocará, así sea para, como dijo Beckett, "enseñar lo que no sé a gente que no quiere aprenderlo". De preferencia, una revista, un periódico o una editorial (en especial una editorial) serían lo mejor.

Mejor dicho: si alguien necesita un redactor, corrector de estilo y demás labores relacionadas, este servidor les será de suma utilidad. También de copy para publicidad. Desde que tenga que ver con escribir o leer, me apunto. Básicamente es lo único que aprendí a hacer desde la primaria.


***

Indignante los de los subsidios agrarios para los riquitos que apoyaron a Uribe. Habrá sido muy legal la cosa, pero es una basura. Por principio, gente con esos niveles de ingreso ni siquiera debería poder aplicar a un subsidio de ese tipo. Definitivamente la degradación de este país ya le llegó a los tuétanos.

Ahora al presidente le tocará buscar otros que lo apoyen, porque a estos ya se les volteó diciendo que deben devolver el dinero. Lindo golpe de opinión electorero. Ya estará buscando como financiar su entrada a la dictadura: hartos ricos deben haber felices con esta presidencia, empezando por el banquero tuerto. Infelices.

No entiende uno cómo, viendo este tipo de cosas, la gente quiere seguir en las mismas.



4 comentarios:

Kadosch dijo...

Buenas mijo, pues de nuevo felicidades por su grado, bien merecido lo tiene usted y su familia, es el primero en su vida y no el ultimo, eso se lo aseguro, y pues como siempre acá estoy pa divagar y hablar mierda (ya q es lo único q se hablar)

Blanca dijo...

¿y como se pasa uno a seguir en las otras,para ya no seguir en las mismas?
FELICIDADES, Amigo, por su título oy su disposición al trabajo,literario ante todo, que es lo que lo gusta, que lo encuentres a la de menos que canta un gallo. Felicidades de nuevo.

Nightwriter dijo...

Bueno, algo tendrá de razón su ausencia; lo felicito señor Iván, aún así no tenga trabajo y engrose las listas de desempleados, es un gran logro para usted y su familia ya ser todo un "profesional". Sin duda le esperarán muchas cosas buenas pues sumercesito tiene talento.

Felicitaciones!

Un saludo!

~PakKaramu~ dijo...

Pak Karamu visiting your blog