martes, 19 de enero de 2010

Payasos políticos (o de cómo las elecciones son mejor opción que vender almuerzos)

Todos sabemos que la política es un ejercicio siniestro, corrupto, enfermo, deshonesto, engañoso; básicamente sucio y falto de honor. Nuestra historia así lo confirma. La actualidad lo hace más que patente. Pero en los últimos tiempos ha venido a sumarse una nueva característica a este ejercicio: la payasada. Los payasos siempre han hecho parte de la política, pero últimamente esta tendencia se ha hecho más protuberante. Podría uno mencionar el ejemplo de siempre: Chávez. Lo que pasa es que ese es un payaso megalómano y demente, entonces es como peligroso. Pobres venezolanos.

Aquí hablemos de payasos un poco más inofensivos y de la tendencia payasa de nuestra chibchombiana política. Recordemos a ese grande payaso que es Moreno de Caro, con sus gráficas demostraciones, sus eslóganes curiosos, su robo de tapas de alcantarilla y su voz aguardientosa y desagradable. Cualidades todas que le valieron la embajada en Sudáfrica. La meritocracia uribista es una cosa curiosa, ¿no?

Y no olvidemos que el actual embajador en la nación africana es Édgar Perea, sucesor de Moreno de Caro. Colombia tiene que tener en muy poca estima sus relaciones con Suráfrica.

Cómo olvidar al concejal Lucho, lustrabotas insigne y político particular. Para su desgracia, consideró a Moreno de Caro un ejemplo y para promover la 'vasectonomía' blandió un pene de goma en pleno Concejo. Después de eso nadie puede tener fe en la política. Apareció en un reality de famosos. Alguna vez dijo estar 'irónico', es decir, lleno de ira. Delicioso personaje.

Ayer, Juan Manuel Santos anunció que los candidatos por el Partido de la U jurarán no estar vinculados con grupos criminales; muestra de compromiso con la verdad y de honestidad. Porque para los políticos colombianos no hay nada tan obligante como un juramento y nunca dicen mentiras, ¿verdad? Serían incapaces de jurar en vano y de engañar a los electores. Payasada máxima.

Esto como abrebocas de las elecciones por venir. Elecciones en las cuales pueden participar dos personajes de nuestra fauna local: el 'Tino' Asprilla y Javier Hernández Bonnet, este último ya confirmado. El que más me preocupa es el 'Tino'. Dicen por ahí que el partido ADN le está proponiendo se lance como candidato al Congreso. Espero no lo haga. Aunque siempre ha representado para mí el perfecto ejemplo del gamín con plata, sus años como futbolista sembraron en mí una profunda admiración por él. Y no quiero que se vuelva político porque forzosamente perdería mi confianza. Además, ¿se imaginan ustedes al 'Tino' hablando en el Congreso?:

- A continuación, el honorable representante Faustino Asprilla.
- ¡Ah! ¡Qué boleta! Casi que no se calla este man y me deja hablar. Ahora sí: yo creo que el proyecto para hacerme una estatua está muy bien, pero que no se les olvide hacerle bien el 'paquete'.

Qué desgracia. El Congreso no necesita otro gañán con facilidad de palabra y de gatillo y un gusto desmedido por los caballos. Ojalá se quede de héroe futbolero.

El otro payasín es Hernández Bonnet. Hace años, cuando presentaba Día a Día, ese nefasto magazín mañanero, este señor empezó a perder por completo mi respeto (aunque comparado con Agmeth Escaf, Hernández no era ridículo). Eso, sumado a las proverbiales embarradas, los atropellos al castellano y los tecnicismos innecesarios en las transmisiones de fútbol (mal del oficio, no sólo de él), lo han puesto ante mis ojos como alguien intrascendente. Ahora quiere ser senador. Está empeñado en perder el respeto de todo el país, incluso de los pocos que aún le creen como periodista deportivo. Y para completar el monumental error, se va a lanzar por el Partido Conservador. Otro godo más, qué alegría. Ahora sí que menos me gusta el señor Hernández. Ojalá no pasara, pero como el colombiano suele votar con todo menos con el cerebro, seguro gana por salir en televisión y por su aspecto de gordito bonachón. Señor Hernández: recapacite y vuelva a sus partidos 'climáticamente accidentados' donde puede hablar basura con el profesor Alfaro.

De la farándula también está Nicolás Montero, el actor. El tipo me cae bien y además es antropólogo, así que no es ninguna bestia. Preferiría que no se mandara a esa vaina infame, pero no tengo nada particular en contra de él.

¿Y qué me dicen de los engendros uribistas ADN y el PIN? Partidos de garaje para recibir a políticos de dudosa procedencia pero que antes de estar en la cárcel pueden votar los proyectos gubernamentales, como alguna vez les pidió el muy correcto presidente Uribe. Si este es el esfuerzo por sanear la política colombiana, estamos jodidos. Y no olvidemos los nombres mensos que tienen: ADN y PIN. Eso suena a conversación de colegiales. ¿Se acuerdan de la gaseosa de Condorito? Así es, se llamaba Pin. Tenía un lindo eslógan: tome Pin y haga pun. Ahora que lo pienso, eso le puede estar pasando a Colombia con el dichoso partido.

Y el Polo Democrático, derritiéndose como sus hermanos Norte y Sur. Samuel Moreno está enterrando todo lo ganado por Lucho Garzón. 'Sammy' será muy querido y todo, pero qué petardo de alcalde. El Polo está jodido. No sólo por el Alcalde bogotano: también con el candidato a la presidencia, Gustavo Petro. Se dice de izquierda pero ayudó a elegir a un Procurador hincha furibundo de Torquemada. Desde hace un tiempo viene en unos coqueteos con el uribismo que nada bueno pueden traer. Poco a poco se suma a la ola del patriotismo irreflexivo y orate. Payaso: está muy claro que no voy a votar por él.

Ay con los padres de la patria: más harían pintándose la cara y ayudando a vender almuerzos.

5 comentarios:

Villano dijo...

Buen analisis de ese "Sancocho Multipartidista" al que nos vemos expuestos pero que nadie se anima a ojear con lupa, pues todo esta centrado en otra clase de noticias
A proposito que por hay escuche que la que hacia de Gabriela en Padres e Hijos tiene aspiraciones politicas, tremenda idiotez. y otro es el man de esa novela de las detectivas que no creo este muy apto para ese tipo de cargos

Anónimo dijo...

Hello everyone!
I would like to burn a theme at here. There is such a thing, called HYIP, or High Yield Investment Program. It reminds of ponzy-like structure, but in rare cases one may happen to meet a company that really pays up to 2% daily not on invested money, but from real profits.

For quite a long time, I make money with the help of these programs.
I'm with no money problems now, but there are heights that must be conquered . I get now up to 2G a day , and I started with funny 500 bucks.
Right now, I'm very close at catching at last a guaranteed variant to make a sharp rise . Visit my blog to get additional info.

http://theinvestblog.com [url=http://theinvestblog.com]Online Investment Blog[/url]

Tomáz dijo...

Estamos de acuerdo en que para ser político colombiao se necesita un toque de payasada, pero es preferible un payaso que un arriero disfrazado de diplomático como Álvarito...
Excelente post, Iván, un saludo.

Anónimo dijo...

Esta será una excelente página web, podría estar interesado en hacer una entrevista sobre cómo se creó? Si me lo e-mail!

Anónimo dijo...

Muy agradable de hecho probablemente voy a descargarlo. Gracias