martes, 18 de enero de 2011

Uribito educador

Con alborozo se recibe la noticia del nombramiento de Andrés Felipe Arias, alias Uribito, como decano de economía de la Universidad Católica. Si semejante prohombre hubiera sido decano cuando salí del colegio, seguramente hubiera estudiado economía. Aunque me golpea las neuronas, hubiese hecho el esfuerzo: todo por formarme en la línea honesta de la ciencia cultivada con esmero por Arias.

Es una gran noticia para el país que las nuevas generaciones de economistas vayan a ser educadas en los lineamientos económicos defendidos por el pupilo predilecto del expresidente Uribe. El desarrollo de nuestro país verá los resultados en unos años. La educación egregia e impoluta que recibirán los alumnos de la Universidad Alcohólica... perdón, Católica, redundará en beneficio de nuestra nación, raptada por las manos de terroristas comunistas que se atreven a insinuar que un campesino puede hacer que la tierra produzca.

Por ello, Uribito se esforzará por consolidar un pénsum en donde se enseñe que los pobres y desplazados no pueden ser un obstáculo para el emprendimiento agroempresarial, especialmente cuando se trata de sembrar palma. Las tierra, muy sabia ella, sabe que sólo los ricos pueden ponerla a producir debidamente, como el caso de Carimagua, donde los mamertos impidieron que la tierra fuera casi regalada a los palmeros para enriquecer a la patria. Uribito trabajará para que tal cosa no vuelva a suceder.

Parte importante de los esfuerzos educativos de Uribito se dedicará a que el país comprenda que cuando un hacendado multimillonario divide la hacienda fraudulentamente para recibir más subsidios, no lo hace de mala fe. Al fin y al cabo, plata llama plata. Por otro lado, regalarle ingentes cantidades de dinero a dichos multimillonarios es una práctica necesaria, pues de ello depende que las campañas electorales de los neopróceres de la patria encuentren suficiente financiación. Ellos, además, no sólo son los únicos capaces de hacer que la tierra produzca: también son los únicos capacitados para cuidar los huevitos.

Especial orgullo siente Uribito por la asignatura que empezará a impartir la facultad de economía de la Católica: Economía parapolítica. Fase superior de la Economía Política, la economía parapolítica sentará las bases teóricas de la patria refundada. La asignatura se impartirá en los salones 2002 y 2006.

Saludemos el nuevo futuro de la ciencia económica colombiana. Los economistas colombianos, ahora sí, estarán a la altura de lo que el país requiere. Con la posibilidad de que su formación se complemente con clases de ética impartidas por Fernando Londoño y José Obdulio Gaviria, serán los profesionales insignes que Colombia necesita para convertirse en potencia económica mundial. Sus conocimientos serán la defensa contra el traidor Santos y sus ideas mamertas de reparación a las víctimas y devolución de tierras expoliadas por los héroes paramilitares y los hacendados que han sacado adelante a este país.

Uribito es el faro que ilumina el mañana. Con educación todo es posible.


No hay comentarios.: