viernes, 25 de marzo de 2011

¿Quién dijo que los yuppies no protestaban?

La movilización de esta semana, llamada "Revolución pacífica por Bogotá" tuvo una particularidad bastante interesante: estaba llena de yuppies. Muchos. Cualquiera con un mínimo conocimiento de la historia de las movilizaciones sociales en Colombia encuentra esto curioso. Los yuppies no se han caracterizado por liderar movimientos contestatarios. Al parecer eso está cambiando.

Aquí está la muestra de cómo la protesta se vuelve asunto de las páginas sociales. Nuestra gente 'bien' no olvida que, hasta en una protesta, hay que tomarse fotos y salir divinamente. Uno quisiera creer que la presencia de los yuppies en una movilización de este tipo es muestra de que estos personajes en realidad están desarrollando una conciencia política comprometida con Bogotá. Sin embargo, me queda la sensación de que, una vez se terminen las obras y los trancones disminuyan, y que la delicuencia merme, volverán a desentenderse de lo que sucede con esta ciudad. Porque si algo ha demostrado la alcaldía de Samuel Moreno es que los trancones son agentes políticos importantes. Sin ellos, a la gran mayoría de la población le importaría poco y nada lo que sucede con la capital. Si la corrupción no se ve y no me hace llegar tarde a casa, al trabajo o a una fiesta, pues no hay tanto problema. Si no me atracan, no es tan terrible que saqueen el erario. Aunque Bogotá es ciudad de todos, a veces pareciera la ciudad de nadie.

Vamos a ver. De pronto el liderazgo de Fonseca nos trae un arroyito de conciencia ciudadana, güeón. Lo dudo, pero todo es posible en este país. A lo mejor el segmento poblacional que descubrió la conciencia política por Facebook haga algo por la ciudad. Ahora que la gente divinamente se moviliza, tal vez las protestas dejen de ser asunto de mamertos y terroristas, de mechudos horrorosos y gente maloliente que jode por joder. Porque eso es lo que cree el colombiano promedio sobre las protestas.

Que los ojos protegidos por gafas oscuras, incluso en días lluviosos o en la noche, lideren al pueblo colombiano. Queremos a Bogotá de vuelta, mariquis.

1 comentario:

Mentes Peligrosas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.