viernes, 10 de febrero de 2012

Arte contemporáneo

- Disculpe, señor. Noto que ve con mucha atención mi cuadro. Se ve que es un conocedor de temas de arte y quisiera preguntarle su opinión. Sé que puede parecer una imitación de un Pollock, pero mi propuesta conceptual es distinta. Las pinceladas están muy bien concebidas, no vaya a pensar que tan solo arrojé pintura sobre el lienzo sin ton ni son. Se habrá fijado en que algunas pinceladas, incluso, están hechas con precisión para mostrar lo que quiero mostrar: la angustia del ser contemporáneo ante la imposibilidad de dar orden al mundo que lo rodea y que lo oprime hasta llevarlo a la locura. La pintura es un desorden estudiado que busca reflejar eso, ¿lo notó? Supongo que sí: se ve que usted sabe. El cuadro puede parecer intrincado y sin forma, lleno de figuras confusas, pero hay una concepción muy clara y un discurso muy estructurado detrás, como es obvio. Además, el manejo de la técnica y el color es impecable, creo yo. Pero dígame, ¿qué opina del cuadro?

- ¿Quién? ¿Yo?

- Por supuesto. Me interesa su opinión de experto sobre mi pintura y el concepto que muestra.

- ¿Mi opinión? ¿Concepto? No sé de qué me habla: yo estaba buscando a Wally.

1 comentario:

Don Coco dijo...

definitivamente esto acaba de volar mi mente... excelente !!