miércoles, 31 de diciembre de 2014

2015

En este año que comienza traten de leer más libros, libros que ojalá no sean de autoayuda. Vean más películas que no tengan explosiones. Vean películas con explosiones. Intenten hacer más ejercicio, pero no por las imposiciones tontas y pasajeras del aspecto físico, sino para fortalecerse mental y físicamente, para ser más disciplinados y dedicados, porque nada verdaderamente importante en la vida se logra sin eso. Coman más sano, pero no renuncien a los manjares que tapan las arterias; no vale la pena vivir en un mundo sin bandeja paisa. Escuchen nueva música. Quemen todos los discos de Silvestre Dangond. Busquen el éxito, pero sepan bien que el éxito es ser lo más feliz posible y tener ganas de levantarse todos los días a hacer bien lo que hacen, no un número cualquiera en una cuenta bancaria. Sean más compasivos y amables con la gente que los rodea, sea conocida o desconocida. Reciban ayuda cuando la necesiten y denla cuando sea necesario. No dejen pasar nunca la alegría que hay en los detalles que casi siempre pasan desapercibidos. Crean en el poder de los pequeños actos de bondad. Quieran y cuiden a su familia, porque no siempre va a estar ahí. Dedíquenle más tiempo a sus amigos. Rían más y amárguense menos. Den más amor.

Sean la mejor versión de ustedes mismos.

¡Feliz año para todos!

No hay comentarios.: