jueves, 25 de agosto de 2016

Ganar la guerra

Una razón fundamental me convence de votar sí en el plebiscito: ganar la guerra.

Sí: ganar la guerra. Porque con las FARC desmovilizadas y convertidas en movimiento político, podremos derrotarlas. Solo que esta vez, en lugar de balas y bombas y granadas y fusiles y aviones y helicópteros, en lugar de sacrificar las vidas de nuestros hijos, sobrinos, primos, padres, abuelos, amigos y conocidos, podremos vencerlas con el gesto simple pero significativo, civilizado e incruento, de decirles no en las urnas.

En vez de pagar el precio de las lágrimas y la sangre, podremos oponernos a las FARC negándoles nuestros votos.

Esa es una posibilidad por la que vale la pena arriesgarse.




No hay comentarios.: