martes, 9 de agosto de 2016

Son héroes

Ayer, luego de que Óscar Figueroa ganara la medalla de oro en levantamiento de pesas, su entrenador, Oswaldo Pinilla, dijo una frase que deberíamos recordar: "Héroes no son solamente los que van a la guerra".

Dijo que los deportistas son héroes, y tiene razón: los deportistas colombianos son héroes, héroes forjados en la jodidez y la adversidad de un país que a menudo los olvida y los hace a un lado, donde los políticos los usan y los botan según convenga, donde la vagabundería lagarta se come los recursos económicos que deberían ser para ellos. Un país donde esos lagartos viatican y van a los juegos mientras algunos deportistas deben organizar rifas y vender cosas para mantenerse.

Pero ¿qué son los héroes? Los héroes son gente común que se vuelve extraordinaria gracias a la voluntad de surgir y triunfar, de superar los innumerables escollos de la vida. Seguir adelante a pesar de todo es la victoria y es el heroísmo de la gente común.

Son héroes. Son capaces de lograr tantos objetivos a pesar del manoseo y la mezquindad de los dirigentes, a pesar de tener tanto en contra.

Son héroes que nos emocionan hasta las lágrimas y nos hacen creer en la posibilidad de la gloria.

Un héroe no tiene que matar ni morir, ni arrastrar a nadie a la guerra o al martirio. Un héroe puede ser un hombre que cae de rodillas a llorar de felicidad.


No hay comentarios.: