domingo, 9 de octubre de 2016

Hablar con el abuelo

Un pasaje de Por quién doblan las campanas, de Hemingway:

"Me gustaría que el abuelo estuviese aquí, en mi lugar, pensó. En fin, quizá estemos juntos mañana por la noche. Si existiese realmente una condenada tontería como el más allá, que estoy seguro de que no existe, me causaría verdadero placer hablar con él. Porque tengo un montón de cosas que quisiera preguntarle. Tengo derecho a hacerle preguntas, ahora que yo he hecho también algunas cosas. No creo que le desagradase que le hiciera esas preguntas. Antes no tenía derecho a preguntarle. Comprendo que no me contase nada porque no me conocía. Pero ahora creo que nos entenderíamos muy bien. Me gustaría poderle hablar ahora y pedirle consejo. Diablos, aunque no me aconsejara, me gustaría hablar con él. Sencillamente. Es una lástima que haya un lapso de tiempo tan grande entre dos tipos como él y yo".

Ya han pasado siete años desde que murió el abuelo.

No hay comentarios.: