miércoles, 30 de mayo de 2018

Cara al Sol CF



Un fragmento de El fútbol a sol y sombra, el libro de Eduardo Galeano:

El club modelo de la España de Franco, el Real Madrid, reinó en el mundo entre 1956 y 1960. Este equipo deslumbrante ganó al hilo cuatro copas de la Liga española, cinco copas de Europa y una intercontinental. El Real Madrid andaba por todas partes y siempre dejaba a la gente con la boca abierta. La dictadura de Franco había encontrado una insuperable embajada ambulante. Los goles que la radio transmitía eran clarinadas de triunfo más eficaces que el himno Cara al sol. En 1959, uno de los jefes del régimen, José Solís, pronunció un discurso de gratitud ante los jugadores, "porque gente que antes nos odiaba, ahora nos comprende gracias a vosotros". Como el Cid Campeador, el Real Madrid reunía las virtudes de la Raza, aunque su famosa escuadra se parecía más bien a la Legión Extranjera. En ella brillaban un francés, Kopa, dos argentinos, Di Stéfano y Rial, el uruguayo Santamaría y el húngaro Puskas.

Los fantasmas de la historia son fascinantes. Son curiosas esas coincidencias que asustan y hacen parecer que la historia se está repitiendo. Es llamativo que ahora, cuando resurge el fascismo pero con camisa nueva y diseño de sonrisa, un fascismo que ha aprendido las técnicas del mercadeo y la venta de humo y conoce la etiqueta para ser admitido en la fiesta de la democracia, el Real Madrid vuelva a reinar en Europa, como en la dictadura de Franco.

No hay comentarios.: